El espejo encantado del Baron H. Ravenswood

“Fortuna Nulla Fides Frontis”
Ignorantes, o desafortunados aquellos que creen en las apariencias… y es que este espejo no es un espejo cualquiera. Perteneció al Barón Henry Ravenswood, afincado en la ciudad de Thunder Mesa.
La historia se remonta al año 1849 en este mismo lugar, donde la fiebre del oro hacía que llegaran numerosos barcos de Vapor y ferrocarriles con visitantes con ganas de hacer fortuna. El propietario de la mina, era un magnate industrial llamado “Henry Ravenswood”, que fundó la compañía minera “Big Thunder Mining Company” con el fin de controlar las operaciones mineras de la zona.

Toda esta época de bonanza económica y fortuna del señor Ravenswood le hizo contruir una enorme mansión para su familia en la colina que dominaba la ciudad. Se contruyo esta con grandes jardines incluso un cementerio particular para la familia en un ala de la mansión. Esta mansión se convirtio en el emblema arquitectónico de Thunder Mesa reflejando el poderio de la familia Ravenswood. La ciudad estaba en su apogeo, el “Silver Spur Steakhouse” erá una sala de baile propiedad de una antigua bailarina que hizo fortuna con el oro, en ella se reunian los magnates de la ciudad.

La hija del señor Ravenswood, Melanie Ravenswood, estaba dispuesta a preparar su boda pero los acontecimientos cambiarian repentinamente en Thunder Mesa. En 1860 un terrible terremoto azotaría la ciudad de Thunder Mesa donde el señor Henry Ravenswood y su esposa fallecerían, mientras que las minas de oro se derrumbaron causando una lluvia de escombros y rocas.

Los rumores decían que el pretendiente de Melanie tenía previsto llevararla lejos de Thunder Mesa, y que su padre estaba furioso por ello. Después de su trágica muerte, parecía que nada más se interpondría en el camino de la boda pero de repente el novio desaparecio pocos días antes de la boda. Melanie Ravenswood con el corazón roto recorria la casa buscando a su amado vestida de novia candelabro en mano. Los rumores de que Henry Ravenswood había regresado de la tumba para impedir la boda y para mantener a su hija en la mansión tomaba fuerza en la región.

Los espíritus inquietos de Phantom Manor se dice que todavía vagan a la espera de un alma valiente para averiguar lo que realmente sucedió esa fatídica noche de 1860…
Este espejo guarda un secreto, y es que en realidad es el hogar de uno de los 999 fantasmas que acostumbran a deambular por la mansion. Si observamos con detenimiento, comprobaremos que lo que digo es cierto…

 

[Not a valid template]

 

Año de creación: 2007

Materiales: Un espejo cutre y viejo, látex, pátina verde, cuerda, arcilla blanca, arcilla roja, laca para cristal, pintura en spray.

Disponibilidad: Sí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *