Hacia la Torre Negra (Towards the Black Tower)

Una Torre Negra en el camino implica siempre un desafío. De nada sirve evitarla o intentar rodearla, ya que de buen seguro aparecerá de nuevo. Lo mejor es entrar en ella y aceptar el reto, que suele ser de lo más variado y en función del humor del mago de turno que la haya colocado. Lo que está claro es que para salir de ella tienes que superar la prueba encomendada y eso solo se averigua traspasando sus puertas. Si la superas, enhorabuena; la torre se desvanecerá como si nunca hubiera existido y te dejará proseguir tu camino (seguramente en busca del desgraciado que puso la torre por ahí en medio); en caso contrario, tendrás que esperar a que otro desafortunado te releve en tu sempiterna misión…
Licencia: Todos los derechos reservados

Año de creación: 1994

Estado: VENDIDA

Tipo de obra: Pintura

Medidas (en cms)
Altura: 60
Anchura: 81
Profundidad: 2

Soporte: Lienzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *