Deep Impact

«No puedes medir tu éxito si nunca has fallado»

Steffi Graff

Me gusta el tenis; ya desde pequeño daba raquetazos a diestro y siniestro (era lo más parecido a una espada laser) y esa afición la he mantenido hasta ahora. Sigo yendo a clases, aunque más que para aprender es por pura diversión y por encontrarme allí con mis compañeros de todos estos años. Creo que lo de enseñarme es algo que los monitores han dado ya por perdido, pues llevan años intentando quitarme ciertas manías, ciertos golpes imposibles de hacer que desaparezcan, pero que luego reconocen que a la hora de la verdad son realmente efectivos, aunque a veces parezca que estoy bailando flamenco-trance. Si a esto le añadimos que además soy zurdo, la cosa se hace más desesperante a la hora de entender las explicaciones que dan al grupo de diestros.
En cualquier caso, es un deporte apasionante y emocionante a partes iguales, que requiere estrategia, energía, concentración y mente fría, donde tus logros son tus logros y tus derrotas, tus derrotas.
Para hacer este cuadro he empleado tierra de la pista en la que suelo jugar (me he dado cuenta de que es más fácil llevársela sin dar explicaciones que pedir permiso a los encargados) y el impacto de la bola queda grabado con su típica forma de elipse sobre la tierra, levantándola y amontonándola como si acabara de caer un meteorito. La línea blanca es decisiva, determinante, juez y verdugo, ya que dependiendo de en qué lado nos encontremos de ésta, habremos obtenido un logro o una derrota, ya que lo que está claro es que la bola ha entrado. Porque está claro…no?.

Licencia: Todos los derechos reservados

Año de creación: 2013

Estado: VENDIDA

Tipo de obra: Pintura/Collage

Medidas (en cms)
Altura: 50
Anchura: 25
Profundidad: 3

Soporte: Lienzo 3D

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *